MIM – Museo Interactivo Mirador

Uno de los lugares que teníamos pendientes de visitar era el Museo Interactivo Mirador (MIM), un museo de ciencia y tecnología dedicado exclusivamente a los niños y niñas de todas las edades.

Museo Interactivo Mirador | Panoramas con niños | 2018

Ubicado en la comuna de La Granja, el MIM abre de martes a domingo y la entrada cuesta $3.000 niños y $4.000 adultos. Puedes revisar su página web si necesitas más ayuda para planificar tu visita.

Yo te recomiendo llegar temprano, porque a medida que pasa el día se va llenando cada vez más.

¡El edificio es enorme! Puedes pasarte, literalmente, todo el día recorriendo las exhibiciones que tratan temas tan variados como el movimiento, la electricidad o el funcionamiento del cerebro. En total son 16 salas temáticas con un montón de cosas para hacer.

Como nosotros somos visitantes muy organizados, usamos el mapa que te dan a la entrada para ir marcando las actividades que realizamos, así no nos quedó ninguna pendiente.

Museo Interactivo Mirador | Panoramas con niños | 2018

La gracia del MIM es que los niños pueden recorrer libremente las salas, deteniéndose en lo que más les llame la atención. No hay un orden establecido para completar las actividades y cada exhibición está acompañada de unos paneles con toda la información relacionada.

A mi me parece que de todas formas debería haber un monitor en sala para responder las dudas de los niños tan curiosos como los míos, porque aunque sé algunas cosas de ciencia, no soy una experta jajaja. (Menos mal que tuvimos la compañía de mi amiga más científica brillante del mundo)

Museo Interactivo Mirador | Panoramas con niños | 2018

Durante nuestra visita pudimos participar de varias actividades extras:

– La Casa Sísmica, una recreación del terremoto que afectó a la zona central de Chile el 27 de febrero de 2010.

Aquí vas a entrar en el living de una casa santiaguina y vas a sentir cómo se movió todo durante el terremoto.

– El taller de robotica, donde programamos un mini robot para hacer una tarea usando un computador.

Puedes inscribirte en una de estas o de las otras actividades disponibles al ingresar al museo.

Una de las actividades favoritas de mi hija fueron las burbujas gigantes. Están ubicadas en una sala dedicada a los fluidos y su comportamiento.

Lo más divertido es que podrás meterte dentro de las burbujas.

(Ésta también fue mi favorita cuando era niña y vine al MIM)

Y para mi hijo, sin duda, su favorito fue el nuevo edificio “Túnel Universo”. Sus 40 módulos te acercan al cosmos y te ayudan a saber más sobre el espacio exterior.

Esta también fue una de mis partes favoritas y se parece mucho a la sala del universo que visitamos en el Museo de Historia Natural de Berlín. Claro, sorprendente y muy interactivo.

La verdad es que éste fue un día super entretenido y lo pasamos muy bien.

Visitar el MIM es uno de esos panoramas que te abren la mente y te desafían a pensar más allá, algo que es muy beneficioso para los niños y niñas, ¡por eso se los recomendamos sin duda!

Publicado por Panchi Ormazabal

Mamá viajera, CEO de Laboratorio Avanti y escritora de fines de semana en Mi Blog de Aventuras.

A %d blogueros les gusta esto: