Pataletas de viaje

Hoy quiero escribir sobre algo un poco distinto.

Cada vez que me preguntan si los niños se portan bien cuando estamos de viaje me quedo sin respuesta. Es que según yo, los niños se comportan de la misma forma en casa o en cualquier parte y las pataletas van a ser las mismas en casa o en otro lugar del mundo.

Viajar con niños | Mi Blog de Aventuras

Entonces, empecé a pensar: ¿Por qué pelean mis hijos cuando estamos de viaje?

  1. No quiero caminar más:
    Es cierto, a veces me excedo y caminamos más de la cuenta jajaja por eso, en nuestros planes siempre está parar en todas las plazas y parques que encontramos en el camino.
    Así pueden descansar y animarse a seguir recorriendo.

  2. “Es que mi herman@…”:
    Siempre cuando una oración comienza así significa que vamos a pelear.
    Mis hijos tiene apenas 1 año de diferencia y son tan buenos amigos como enemigos algunas veces, pero ¿quién no peleó con su hermano o hermana?

    Muchas veces trato de no meterme en sus discusiones porque al final ellos termina arreglándose y yo que como la mala de la película, pero si la situación se vuelve muy intensa, es necesario intervenir.

  3. Todos queremos cosas diferentes:
    Cuando viajas en familia puede ser difícil ajustar todos los gustos y encontrar panoramas para que todos estén felices, y esas diferencias pueden generar algunas pataletas.

    Así, como les contaba en mis Tips para viajar con niños, a veces lo mejor es dejar que cada uno planee un día o una parte del viaje a su gusto y enseñarle a los otros a respetar los turnos y los horarios.
    Como le digo a los niños: “nosotras te acompañamos allá, ahora tú tienes que acompañarnos a nosotros”.

  4. No puedes comprar todo lo que quieres:
    Ok. Esto es lo más difícil de todo y casi siempre mi estrategia de “tienes un presupuesto, no te gastes toda tu plata al tiro” funciona super bien. Pero cuando no, la situación se convierte en pataletas.

    Por lo general trato de mantenerme firme en mi postura y no darle más dinero del que acordamos y otras veces termino cediendo (¿a alguien más le ha pasado? jajaja)

  5. Mamá perdió la paciencia:
    Las pataletas no son sólo de los niños (¿verdad?)
    A veces yo también me siento cansada o estresada durante los viajes. Es que viajar sola con dos niños puedes ser muy agotador. Y puedo gritar o reaccionar mal.

    Por eso es tan importante que, al momento de regresar al hotel, todos tengamos un momento de relajo donde cada uno disfrute de jugar en su iPad, ver una película o simplemente quedarse acostado.

Así es, viajar no son solo fotos bonitas y desayunos abundantes. Es ser la misma familia en todos los lugares y disfrutar estando juntos, porque juntos es mejor.

Publicado por Panchi Ormazabal

Mamá viajera, CEO de Laboratorio Avanti y escritora de fines de semana en Mi Blog de Aventuras.

A %d blogueros les gusta esto: