Permiso para salir de Chile

Viajar ha sido siempre nuestro mayor pasatiempo con mis hijos y la primera vez que quisimos visitar otro país (Mendoza, Argentina en el 2013) me enfrenté a esa dificultad que tenemos todas las mamás que criamos solas a nuestros pequeños: conseguir un permiso para salir del país.

Yo siempre supe que la “Autorización de Viaje” la debe dar el padre que no va a viajar con el o los menores y debe indicar claramente: el lugar de destino, el lugar de salida del país (paso fronterizo o aeropuerto), además de las fechas de ida y de regreso.

Y bueno, si es que la relación con el padre no es muy cordial como en mi caso, o simplemente quieres viajar constantemente como también es nuestro caso, el pedir permiso repetidamente puede convertirse en un dolor de cabeza.

Gracias al conocimiento de mi abuela, quién trabajó en Notarías toda su vida, supe que existe una alternativa ideal para las mamás que disfrutamos viajar y que sin duda ahorra un montón de problemas y que sólo tienes que hacer en un oportunidad.

Si vas a pasar por esta situación, lo mejor es conseguir de una vez una “Autorización de Viaje por Escritura Pública”. Esto quiere decir que ese permiso queda legalmente registrado (procotolizado) en el Archivo Judicial y será útil hasta que el o los menores cumplan su mayoría de edad.

Este documento dice básicamente que puedes salir de Chile cuándo quieras, cómo quieras, por cualquier medio de transporte y por el tiempo que estimes conveniente.

En el 2013, el trámite completo me costó $30.000. Obviamente, debe haber una variación en el precio después de tanto tiempo y se puede hacer en cualquier Notaría del país. Importante: No olvides llevar un certificado de nacimiento completo (no el que se puede obtener gratis) y la cédula de identidad de el o la menor. Luego de eso, el padre debe acudir a la misma Notaría a firmar la escritura y problema resuelto. Nunca más necesitarás su permiso para salir de Chile.

Cuando ya comienzan las vacaciones, al pasar por cualquier control de Policía Internacional debes presentar:

  • 2 fotocopias legalizadas de la Escritura Pública. Una de ellas quedará guardada con el oficial y la otra, timbrada con la fecha y lugar de salida, quedará en tu poder. (Debes mantener esta copia en un lugar seguro por cualquier eventualidad que puedas tener durante el viaje.

  • 1 copia de certificado de nacimiento de cada menor

  • cédula de identidad o pasaporte (según el lugar que visites)

Después de un par de años, puede ser necesario que consigas un Certificado de Vigencia de la Escritura. Esto es para comprobar que el permiso está vigente y que no se le ha hecho ninguna modificación.

En nuestro caso, cuando viajamos a Buenos Aires en el 2016, la oficial de policial en el aeropuerto, me dijo que ya había pasado harto tiempo y que lo mejor era que obtuviéramos esta verificación para no tener ningún problema.

Para obtener ese Certificado, debes ir al Archivo Judicial con la copia de la escritura o con el número de repertorio y pagar $7.000. Y no es necesario volver a contactar al padre de los niños.

***ACTUALIZADO***

Cada cierto tiempo la Policía podría pedirte la actualización del certificado de vigencia.

Yo realicé ese trámite ahora, en enero de 2019, y el valor es de $11.000.

Siguen demorándose un día en entregarte el documento. Así que considera esta información para planificar tu viaje.

Si vas a pasar por una situación incomoda, es mejor que sea por algo que valga la pena.

Desde el día que firmamos ese papel, sentí que las puertas del mundo se abrieron ante nosotros y ahora nos estamos preparando para partir en una nuestra más grande aventura hasta ahora!

Que tengan un excelente año =)

Publicado por Panchi Ormazabal

Mamá viajera, CEO de Laboratorio Avanti y escritora de fines de semana en Mi Blog de Aventuras.

A %d blogueros les gusta esto: